CUERPO GOZO – AMAR

«Entre los grandes maestros que podemos encontrar en el camino de nuestra existencia se encuentra el Amor. Es el primer adversario de nuestro yo orgulloso y mundano, el movimiento por excelencia del abandono y de la propia entrega, el campo más fecundo de la experiencia del Ser.
Amar es ante todo, sentir Unidad.

Dürckheim zazen cuerpo gozo yogazen biosensar leibterapia

La vida está llena de momentos pasajeros en los que nos hacemos «unx» con un objeto, un animal, un hombre, o con Dios; de ocasiones en las que podemos percatarnos de un contacto con el Ser. De la misma forma, ante la ausencia o separación de algo o de alguien querido, un deseo de amar o de ser amada insatisfecho o también en la soledad, cada vez que una profunda nostalgia nos quebranta e impide que nuestro amor se desarrolle, sufrimos de un mal ontológico y podemos ser cubiertos por lo divino.

El Amor no se reduce a ningún sentimiento o a un proceso psicológico: esto sería quedarse en la superficie.
El que está imantado por la profundidad y atento a su manifestación a través del lado visible de las cosas, ve crecer incesantemente su nostalgia del Ser y la posibilidad de unirse a El a través de todo. Ese es su gran Ejercicio en el Camino y mediante lo cotidiano. Pero el Amor solo puede adquirir toda su dimensión en el conocimiento de las personas. El verdadero encuentro de dos personas es muy raro, pero tiene lugar cada vez que dos seres se ponen bajo la llamada de lo esencial a través del caparazón de su yo contingente. Entonces se produce algo especial en esa unión de los dos en el ámbito de su esencia suprapersonal.

El Amor verdadero y el más grande que se pueda imaginar se produce cuando dos personas, en su Camino de búsqueda del Ser, se encuentran y se hacen compañeros de ruta. Su encuentro se convierte en el Camino de su realización recíproca (…)»

K G Dürckheim

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *